Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.
Aceptar

Antilluvia repelente agua

Instala en tu parabrisas BlueShield49® Aqua y gana seguridad.

Repelente de lluvia, nieve y hielo para lunas de vehículos.

BlueShield49® Aqua es un innovador producto repelente de lluvia para las lunas de los vehículos. Gracias a su efecto hidrofóbico, las gotas de lluvia apenas tocan la superficie y ruedan fácilmente hasta desaparecer del parabrisas. El resultado es una mayor visibilidad al volante tanto diurna como nocturna sin necesidad de usar los limpiaparabrisas con condiciones de lluvia extremas.

Gracias a su efecto de repelencia al agua, las gotas de lluvia apenas tocan la superficie y, una vez el vehículo se pone en movimiento, éstas son evacuadas de forma rápida y natural sin apenas tener necesidad de utilizar el limpiaparabrisas. Es por ello que en días lluviosos, este producto aumenta la visibilidad y por tanto garantiza la seguridad al volante.

Adicionalmente, facilita la limpieza, eliminándose con mayor comodidad, insectos, polvo y manchas, además de dificultar la adherencia del hielo a la superficie de la luna (hasta -5º), actuando como producto anti‐hielo y eliminando la necesidad de tener que rascar.

  • Repele el agua de lluvia: aumentando la visibilidad y por consiguiente la seguridad al volante en las condiciones climatológicas más adversas.
  • Protege del hielo evitando su adhesión al cristal y eliminando la necesidad de tener que rascar (hasta -5º).
  • Gran durabilidad. Gracias a las pruebas internas realizadas comprobamos que el producto permanece activo entre 6-12 meses, dependiendo de las condiciones de conducción.
  • Propiedades de resistencia a la abrasión. Por la utilización del limpiaparabrisas y a los túneles de lavado.
  • No desprende ácido clorhídrico (HCl). Al contrario de los productos de alta gama existentes, hecho que permite su aplicación en cualquier ambiente y lugar cerrado sin perjuicio para el usuario, ni para los materiales del vehículo.
  • No se ve afectado por la exposición a los rayos UV, lo que hace aumentar su durabilidad.
  • La mejor relación calidad-precio del mercado
  • Facilita la limpieza, eliminándose más fácilmente del parabrisas insectos, polvo y otras manchas.
  • Fácil de utilizar; al contrario de lo que ocurre con otros productos, la aplicación es tan sencilla como limpiar, aplicar y secar. La aplicación puede realizarla el mismo usuario, invirtiendo no más de 5 minutos en realizarla.
  • 100% compatible con los materiales adyacentes a la luna del vehículo.
  • Incrementa la vida útil de los limpiaparabrisas, ya que apenas es necesario su uso.

INSTALACIÓN FÁCIL, CÓMODA Y RÁPIDA.

PASO 1: ¡MUY IMPORTANTE! LA SUPERFICIE DEBE ESTAR COMPLETAMENTE LIMPIA Y SECA ANTES DE LA APLICACIÓN! Para ello se recomienda el uso de limpiadores adecuados. Eliminar completamente los restos de detergentes y limpiadores.

PASO2: EL PRODUCTO SE PUEDE APLICAR DIRECTAMENTE CON LA TOALLITA DOSIFICADORA O PULVERIZANDO EL MISMO SOBRE LA SUPERFICIE O PULVERIZÁNDO, y en este segundo caso, ayudándonos de un paño de papel o microfibra para distribuir uniformemente el producto por toda la superficie.

PASO 3: INMEDIATAMENTE DESPUÉS ELIMINAR CON UN PAÑO SECO LOS EXCESOS DE PRODUCTO. El producto debe quedar perfectamente distribuido y completamente transparente.

RECOMENDACIONES

• Aplicar en un medioambiente de poca o muy baja humedad; no aplicar bajo condiciones de lluvia.
• Es recomendable no realizar el tratamiento cuando la luna o cristal a tratar este directamente expuesto al sol, o la superficie esté excesivamente caliente.
• Al aplicarlo dos o más veces, el vidrio presenta propiedades hidrofóbicas de mayor duración. No es necesaria una eliminación del tratamiento anterior.
• No es necesario dejar un tiempo de secado/curado. Se puede someter el cristal a la acción del agua/lluvia inmediatamente después de la aplicación, aunque tras un tiempo de espera de 1-2 horas el efecto de repelencia al agua alcanza su punto óptimo